Piedad Bonnett gana el Premio Reina Sofía de Poesía

“Su poesía es luminosa, aun cuando trata temas arduos, como el desamor, la guerra, la pérdida o el duelo”, declaró el jurado para explicar las razones del fallo de la edición XXXIII de este galardón.

La poeta, novelista, dramaturga y crítica literaria colombiana Piedad Bonnett (Antioquia, 1951) fue anunciada como ganadora del XXXIII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que entrega la Universidad de Salamanca y Patrimonio Nacional para reconocer el conjunto de la obra poética de una autora o autor vivo, cuyo trabajo “constituya una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España”.

A decir del jurado de la edición de este galardón anual instaurado en 1992, la poesía de Bonnett “muestra una trayectoria sólida y orgánica, con gran coherencia en su obra poética” y reconoce en la autora “una voz actual de referencia en la poesía iberoamericana con un trato elaborado del lenguaje que le permite acercarse a la experiencia vital con profundidad y belleza y a responder con humanidad a la tragedia de la vida. Su poesía es luminosa, aun cuando trata temas arduos, como el desamor, la guerra, la pérdida o el duelo”.

Asimismo, a propósito del fallo, el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, declaró sobre Bonnett que es portadora de “una de las voces más fuertes de la poesía iberoamericana, que se suma a una lista deslumbrante de poetas que este premio acerca a todos los lectores”.

Del último libro de la galardonada, ‘Los habitados’ el presidente del Cervantes destacó su capacidad para dejar patente que “el pasado nos acompaña porque todos estamos habitados de aquello que hemos perdido”.

Premios y tragedias en la obra poética

Piedad Bonnett es autora de una obra poética robusta, vívida y reconocida desde sus primeros versos. Su primer libro poético, “De círculo y ceniza” (1989), recibió la mención de honor en el Concurso Hispanoamericano de Poesía Octavio Paz.

En 1994, su poemario “El hilo de los días”, previo a su publicación, fue reconocido con el Premio Nacional de Poesía otorgado por Colcultura, en su país natal. De igual manera, en 2011 fue merecedora del premio “Casa América de Poesía Americana”, por el libro “Explicaciones no pedidas”.

También le fue otorgado el premio de poesía Poetas del Mundo Latino Víctor Sandoval 2012 por su aporte a la lengua castellana durante el XIV Encuentro de poetas del mundo latino, que se llevó a cabo en la Ciudad de México y Aguascalientes.

La vida de Bonnett ha tenido episodios trágicos y su literatura no ha podido eludir estos episodios en la existencia de la autora. En 2013, publicó la novela “Lo que no tiene nombre” a partir del suicidio de su hijo, en Estados Unidos, una década después de haber sido diagnosticado con esquizofrenia,.

Detalles sobre el galardón

Con el fallo del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, Piedad Bonnett se convierte en la segunda pluma colombiana en llevarse el galardón, después de que Álvaro Mutis hiciera lo propio en 1997. Al tiempo, se convierte en la décima poeta femenina en consagrarse con el premio.

Entre las y los autores que han sido confirmados con este reconocimiento se encuentran Álvaro Mutis (1997), Mario Benedetti (1999), Nicanor Parra (2001), Juan Gelman (2005), Blanca Varela (2007), José Emilio Pacheco (2009), Ida Vitale (2015) y Gioconda Belli (2023).

La edición XXXIII de este galardón será entregada a la poeta colombiana Piedad Bonnett en noviembre próximo, de manos de la Reina Sofía de España, en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca.

El galardón está dotado con una bolsa de 42,100 euros y la edición de un poemario antológico de la autora en cuestión, así como una serie de jornadas académicas consagradas a su obra y el estudio de su obra a cargo de un profesor de la Universidad de Salamanca.

Un poema de la ganadora

“Las Cicatrices”

Del libro “Explicaciones no pedidas”

No hay cicatriz, por brutal que parezca,
que no encierre belleza.
Una historia puntual se cuenta en ella,
algún dolor. Pero también su fin.
Las cicatrices, pues, son las costuras
de la memoria,
un remate imperfecto que nos sana
dañándonos. La forma
que el tiempo encuentra
de que nunca olvidemos las heridas.

*** ***

Ganadores del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

  1. 1992 – Gonzalo Rojas (Chile)
  2. 1993 – Claudio Rodríguez (España)
  3. 1994 – João Cabral de Melo Neto (Brasil)
  4. 1995 – José Hierro (España)
  5. 1996 – Ángel González (España)
  6. 1997 – Álvaro Mutis (Colombia)
  7. 1998 – José Ángel Valente (España)
  8. 1999 – Mario Benedetti (Uruguay)
  9. 2000 – Pere Gimferrer (España)
  10. 2001 – Nicanor Parra (Chile)
  11. 2002 – José Antonio Muñoz Rojas (España)
  12. 2003 – Sophia de Mello Breyner (Portugal)
  13. 2004 – José Manuel Caballero Bonald (España)
  14. 2005 – Juan Gelman (Argentina)
  15. 2006 – Antonio Gamoneda (España)
  16. 2007 – Blanca Varela (Perú)
  17. 2008 – Pablo García Baena (España)
  18. 2009 – José Emilio Pacheco (México)
  19. 2010 – Francisco Brines (España)
  20. 2011 – Fina García Marruz (Cuba)
  21. 2012 – Ernesto Cardenal (Nicaragua)
  22. 2013 – Nuno Júdice (Portugal)
  23. 2014 – María Victoria Atencia (España)
  24. 2015 – Ida Vitale (Uruguay)
  25. 2016 – Antonio Colinas (España)
  26. 2017 – Claribel Alegría (Nicaragua, El Salvador)
  27. 2018 – Rafael Cadenas (Venezuela)
  28. 2019 – Joan Margarit (España)
  29. 2020 – Raúl Zurita (Chile)
  30. 2021 – Ana Luisa Amaral (Portugal)
  31. 2022 – Olvido García Valdés (España)
  32. 2023 – Gioconda Belli (Nicaragua)
  33. 2024 – Piedad Bonnett (Colombia)

Por Ricardo Quiroga el Economista.

Print Friendly, PDF & Email