Por Gerardo Perea

”El festival Cumbre Tajín es muestra de que las culturas de México son culturas vivas, es la fiesta de la diversidad y eso hay que celebrarlo, por ello, desde Tajín, la ciudad del trueno los invito a que vivamos la cultura, porque las culturas están vivas” destacó Issac Macip Martínez, representante de la Secretaría de Cultura del gobierno federal, en la inauguración de Cumbre Tajín 2022 “Limakshtum, unidos volamos más alto”.

En representación de su titular, Alejandra Frausto Guerrero, el funcionario indicó que Papantla de Olarte está de fiesta para abrir uno de los festivales más reconocidos no solo del país sino del mundo, “un encuentro a través del cual celebramos la riqueza cultural de la zona norte del estado de Veracruz y de la cultura totonaca”.

Reunidos en el parque temático Takilhsukut, Macip Martínez externó que los festivales son fiesta, son alegría, son tradiciones, son gozo, pero también son memoria y añadió “desde la Secretaría de Cultura de México nos unimos a esta gran fiesta, cuyo propósito, ha sido presentar y difundir la riqueza cultural y arqueológica de la ciudad sagrada del Tajín”.

“Me queda claro que, en esta nueva etapa del país, sabemos muy bien de la importancia de las culturas que nos dieron origen y sabemos muy bien que la diversidad cultural es nuestra mayor riqueza, que la lengua totonaca junto con otras 67 lenguas originarias en el país suman 364 variantes, nos da casi un año para hablar diferente. La dependencia que represento se une a este trabajo con el lema “ni una lengua menos en México”.

Acompañado de representantes de los tres niveles de gobierno, organizadores de la cumbre y de Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz, Issac Macip señaló que después de una visión digital de los festivales por la pandemia, hoy ya se huele la vainilla, hoy ya se abanicaban con las obras de arte que hacen las manos artesanas, se escuchaban las flautas de carrizo y los tambores de tarro.

Durante su mensaje saludó y reconoció el trabajo del Consejo de abuelas y abuelos totonacos y de los artesanos, se congratuló del homenaje a la cocina tradicional totonaca, de la enseñanza del bordado de cruz, de los talleres de juguete que se hacen con el hueso del coyol, de la música, danza y la teatralidad de los voladores de Papantla que destacó deben de preservarse.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí