…Y cómo la estamos perdiendo

Axel Arango

México es un país con una diversidad increíble en numerosos aspectos, tanto culturales como naturales, de hecho; México es uno de los principales países líderes en diversidad natural o Biodiversidad, siendo el cuarto lugar a nivel mundial en cantidad total de especies (Animales, Plantas y Microorganismos). La razón de esta elevadísima Biodiversidad se debe a la posición geográfica privilegiada del país, encontrándose entre dos de las regiones biogeográficas más importantes a nivel global; la región Neártica -Que posee especies con afinidad norteña- y la región Neotropical – con especies de afinidad sureña, con una importante contribución del Amazonas-.

Este choque de especies con diferentes afinidades, el hecho de que en México se encuentren prácticamente todos los climas del planeta, además de la compleja topografía y geología, provoca que México posea casi todos los ecosistemas del mundo, encerrados en poco menos de dos millones de kilómetros cuadrados. El hecho de tener tantos ecosistemas aglomerados en un espacio geográfico tan reducido le ha proporcionado a México una posición privilegiada en cuanto a servicios ecosistémicos, los cuales nos han provisto de bienes con un valor incalculable, indispensables para la supervivencia y el bienestar del ser humano. El estado de Veracruz, arrinconado entre la Sierra Madre Oriental y el Golfo de México, es – dentro del ya mega-diverso México- reconocido como el tercer estado con mayor Biodiversidad del país (después de Tabasco y Chiapas), debido en mayor parte de nuevo a su posición geográfica y cantidad de climas presentes en el mismo.

Dichas variaciones climáticas son factores clave sobre los que actúa el medio ambiente, y en el caso de Veracruz, estas han favorecido la presencia de una gran variedad de ecosistemas que, dentro del contexto nacional, se encuentran entre los más estudiados. Según la Comisión Nacional para el conocimiento y uso de la Biodiversidad (CONABIO), Veracruz cuenta con 719 especies de aves, que equivalen al sorprendente 65% de todas las especies de pájaros que existen en México; este elevado número de especies se debe de nuevo a la privilegiada posición del estado, que lo vuelve la ruta perfecta para la migración anual de muchas aves norteñas, además Veracruz también cuenta con 621 especies de peces, 103 especies de anfibios, 220 especies de reptiles y 191 especies de mamíferos. De estas 1854 especies animales, en Veracruz, 139 son endémicas, 54 se encuentran en peligro de extinción, 112 en riesgo y afortunadamente 153 están bajo categorías de protección federal.

Momoto corona negra (Momotus lessoni), en el santuario de bosque de niebla, Xalapa, Veracruz.

Veracruz también cuenta 7855 especies de plantas, las cuales equivalen a alrededor del 23% de todas las especies en vegetales en México. Esta gran diversidad plantas se ve reflejada en los numerosos ecosistemas que el estado posee; entre ellos, los más importantes son el Bosque Tropical Perennifolio, el Bosque Tropical Subcaducifolio, Bosque tropical Caducifolio, el Matorral Xerófilo, los Bosques Mixtos de Pino-Encino, el Bosque de Oyamel, el Bosque Mesófilo de Montaña, la Pradera de Alta Montaña, Manglares, Palmares y las Dunas costeras. Por desgracia, en los últimos años la degradación y perdida de hábitat han reducido considerablemente dichos ecosistemas; estos procesos pueden dividirse en tres grandes causas: las actividades agropecuarias, el crecimiento urbano-industrial y las actividades mineras. La perdida de hábitat en Veracruz ha sido tan elevada que desde 1976 al 2002 la cobertura vegetal del estado se ha reducido un 67%, estimándose una perdida de alrededor de 60 000 hectáreas anuales, siendo los bosques de encino, los bosques tropicales perennifolios, subcaducifolios, y caducifolios los ecosistemas más afectados; perdiendo desde más del 79% al casi 91% de su superficie total.

Los estudios coinciden en que las actividades agropecuarias son las que tienen una mayor contribución en la perdida del hábitat, transformando lo que antes eran bosques, en pastizales para ganadería y en cultivos de caña, azúcar y sorgo, principalmente. Y es que a pesar de que el estado de Veracruz cuenta con 128 espacios naturales protegidos (19 estatales, 15 federales, 9 sitios Ramsar y 85 áreas privadas), el cambio climático, los métodos tradicionales de tumba- quema y una baja cultura de prevención, han causado fuegos descontrolados los bosques del estado; provocando que cada año se quemen cientos de miles de hectáreas de ecosistemas prioritarios para la biodiversidad e incluso espacios protegidos; como recientemente sucedió con la reserva natural de San Juan del Monte, la cual perdió cerca de 580 ha, el 83% de su extensión total.

Áreas utilizadas para actividades agropecuarias y Áreas sin influencia humana en el 2006, fuente: CONABIO

Aunado a esto, las recientes políticas estatales que han concesionado la exploración y explotación de diversas minas en los municipios de Veracruz (93 minas en el 2006), han transformado a los ecosistemas en paramos inertes carentes de vida; debido a que estas actividades implican la remoción total de las plantas del área, la apertura de caminos, una modificación total del paisaje e incluso la contaminación de agua por metales pesados y elementos tóxicos. Actualmente, se ha implementado la Estrategia para la Conservación y Uso Sustentable de la Biodiversidad del Estado de Veracruz (ECUSBE-VER), planteada por el sector académico, productivo, los tres ordenes de gobierno, la sociedad civil y la iniciativa privada para promover la conservación y el uso sustentable del capital natural. ECUSBE-VER pretende para el 2030 asegurar la preservación de la importante biodiversidad del estado. Sin embargo, la actual transición de poderes parece haber dejado en incertidumbre este tipo de iniciativas; por lo que más que como biólogo, como veracruzano, no me queda más que urgir a la ciudadanía del estado a aportar, aunque sea con un pequeño grano de arena al apoyo en los esfuerzos por conservar y proteger nuestro legado natural para las generaciones presentes y futuras.

1 COMENTARIO

  1. Me parece hoy una urgencia que todos hagamos campaña…
    Sugiero iniciar con esta frase…
    El medio ambiente somos nosotros…evita la autodestrucción
    Porque los jóvenes hablan hoy del medio ambiente como otro elemento…
    Exelenttt su artículo…

Comments are closed.