Hace algunos meses se presentó en esta misma revista un artículo de nuestro colaborador Juan Francisco Hernández, sobre la vida del pintor post-impresionista Vincent Van Gogh durante su etapa en el Borinage, Bélgica, donde trazó sus primeros bocetos. En esta ocasión, presentamos una reseña de la exposición que abrió el pasado mes de febrero en la Ciudad de México y que, lamentablemente, por efectos del coronavirus, cerró sus puertas al público hasta nuevo aviso.

Mi primera sorpresa al entrar a la carpa de la exposición fueron los girasoles sembrados alrededor de la explanada del Monumento a la Madre, con su camino de tezontle que serpentea hacia la entrada, una excelente forma de hacernos entrar en ambiente. El organizador, Bernardo Noval, nos recibió para conversar sobre su proyecto, sobre Tuxpan y sobre el futuro del arte. Después de tomar un café, recorrimos la exposición y vimos la réplica de la habitación de Van Gogh en Arlés. Los boletos estaban agotados, pero una vez adentro se sentía una gran calma. Al dar inicio la proyección, nos guiaron a la sala principal. Cada quién escogió un lugar al interior de esa atmósfera oscura repleta de pantallas, donde comenzaron a proyectarse los autorretratos de Van Gogh. Yo me senté en el suelo, a la orilla de un estanque virtual, para ver desfilar lirios y girasoles, campesinos de cara triste, niños, mujeres, campanarios, cipreses, cielos nocturnos y nubes giratorias con estrellas.

En ese ambiente onírico, pude ver volar la imaginación de los otros visitantes. En medio del concreto, esta carpa nos daba un respiro. Detrás de sus caras de sorpresa, de alegría; me asomé entre sombras a sus mundos interiores, descubriendo una gran reserva de inocencia humana. Pese a toda la violencia de este mundo, aún no hemos perdido la capacidad de asombro, pensé. No cabe duda que el arte saca lo mejor de las personas.

../../Arte/la-siesta-van-gogh-medium.jpg

Rodeado de paisajes, flores y campos de trigo, me sentí abrazado por la naturaleza y pude sentir el silencio en los corazones de la gente. Frases de Van Gogh eran proyectadas en las paredes, con su caligrafía original: Quiero tocar a las personas con mi arte. Quiero que digan: él siente profundamente, siente con ternura… Si realmente amas la naturaleza, encontrarás belleza en todos lados… No sé nada con certeza, pero ver las estrellas me hace soñar… Prefiero morir de pasión que de aburrimiento… Tengo naturaleza, arte y poesía, y si eso no es suficiente, ¿qué es suficiente?… Para hacer un buen trabajo, uno debe comer bien, estar bien alojado, tener su aventura de vez en cuando, fumar su pipa y beber su café en paz… Algún día la muerte nos llevará a otra estrella… Uno debe trabajar y atreverse si realmente quiere vivir.

../../Arte/campo-de-trigo-con-cipreses-medium.jpg

Al día siguiente me compré una biografía de Van Gogh de Pierre Leprohon (1964) en la librería Jorge Cuesta. Pocas veces una exposición me ha llevado a querer saber tanto. Leyendo, recordé la polémica que ha generado el que se presenten las grandes obras de arte en espacios virtuales, y no en museos, como es tradicional. Después de vivirlo, me declaro a favor de esta nueva tecnología. Pero ¿cuáles son algunos argumentos de los críticos y defensores del arte inmersivo? A continuación analizo un par de ellos:

El arte hecho para Instagram sólo aleja al público de su verdadera experiencia.

Defensa: Es cierto que a partir de Instagram hay una tendencia global hacia las instalaciones de gran escala hechas para compartir en redes sociales. ¿Pero qué tiene de malo que la gente se quiera tomar una foto con el arte? Después de todo, las grandes obras de la historia fueron también los selfies de su tiempo, comisionadas por los ricos para ostentar su vanidad. La tecnología simplemente traslada este privilegio a las masas y sería elitista tratar de impedirlo. Las exposiciones ahora son más interactivas, accesibles a los niños, no pretensiosas, democráticas y divertidas.

Las exposiciones de arte inmersivo terminan siendo todo lo contrario: entretenimientos solitarios y acríticos.

Defensa: Si uno se concentra sólo en tomar la foto, se corre el riesgo de perder la conexión con el arte, es cierto. Pero el riesgo es aun mayor en un museo tradicional. Por un lado, pocas personas comprenden el arte con solo pararse en frente de un cuadro, incluso si leen el texto de sala; por el otro, una misma exposición rara vez presenta el panorama general de la vida del artista como lo presenta el arte inmersivo. Finalmente, el personal de los museos invariablemente ahuyenta, con regaños e indicaciones, la experiencia íntima del visitante. Lo importante, pues, es vivir la experiencia para uno mismo, sea en forma física o virtual.  

../../Arte/cafe-terrace--medium.jpg

¿Cuándo surge y se desarrolla el arte inmersivo?

El primero en organizar estas exposiciones fue Les Carrières de Lumières, en los años 70. En una cantera de piedra al sur de Francia trabajaron el novelista y director de cine Jean Cocteau y el escenógrafo Joseph Svoboda. Posteriormente se formó la empresa Culturespaces, que desarrolló la tecnología AMIEX® (Art & Music Immersive Experience), pero la moda no se detonó sino hasta 2012 con su show Gauguin, Van Gogh: los Pintores del Color, que atrajo a 2 millones de visitantes en un año a Les Baux de Provence. [1] A partir de entonces se organizaron espectáculos en diferentes ciudades del mundo. En Tokio abrió el Yayoi Kusama Museum en 2017; y luego el Mori Building Digital Art Museum en 2018, ambos dedicados a experiencias de arte inmersivo. A México la noticia llegó en 2018 con quienes visitaron la exposición Gustav Klimt y Egon Schiele en París en el Ateliere des Lumiéres y otras que siguieron el modelo con gran éxito, entre ellas la australiana Grande Exhibitions, franquiciante de la actual exposición de Van Gogh en México, que ha triunfado en otras 48 ciudades del mundo. [2]

Bernardo Noval, emprendedor y promotor cultural mexicano, tomó la iniciativa en 2018. Después de acudir en Madrid al espectáculo Van Gogh Alive, decidió traer la experiencia a México. Como coorganizador de La Ciudad de las Ideas, un foro de encuentro entre artistas e intelectuales que se lleva a cabo en Puebla anualmente desde 2008, tenía ya una gran experiencia en sus espaldas. En 2016 también fundó Must Wanted, una agencia que promueve a creadores mexicanos dentro y fuera del país detonando el posicionamiento de marcas y conceptos importantes; y en 2017 promovió la exposición Más allá de lo aparente de Irene Zundel en la Bienal de Arte de Venecia.

Consciente de las diferentes opiniones que se gestan a favor y en contra de las experiencias inmersivas de arte, Bernardo decidió apostarle al proyecto y realiza la versión más grande que se haya montado hasta ahora, con 1,500 m2, mayor incluso a las de China, Dubai y San Petersburgo. En entrevista exclusiva para Praxis, nos cuenta cómo fue este proceso.


Entrevista exclusiva a Bernardo Noval para la revista Praxis

– ¿Qué opinas de esta nueva forma de apreciar el arte a través de la tecnología?

Creo que pone la experiencia del arte al alcance de todo el mundo, evitando el costo y el riesgo de trasladar las obras físicamente a otro país. El arte inmersivo, nos da, además una experiencia más íntima y personal con el artista, no sólo en relación a su trabajo, sino a su vida en general. Eso sin mencionar la incomodidad de los museos tradicionales, donde todo es “no tocar”, “no hacer ruido” y estar siendo vigilando todo el tiempo.

– ¿Cómo lograste traer a México un proyecto tan ambicioso?

Yo había visitado la exposición de Van Gogh en Madrid y me encantó, pero para un proyecto tan grande necesitaba reunir a muchos patrocinadores y negociar los permisos de las autoridades, pues nunca se había hecho. Las cifras de visitantes en París, Londres, Roma y otros lugares, eran muy alentadoras; pero tuvimos que elaborar un plan de negocios muy completo y una campaña de promoción muy agresiva.

– ¿A qué atribuyes la respuesta tan positiva que tuvo en el público mexicano?

Es una lástima que la exposición se haya tenido que cerrar temporalmente por causa del Covid-19, pero pienso que México es un país sensible a las artes visuales. Tenemos una tradición de pintura y escultura de más de 10 mil años, y una escuela muy importante de arte, desde 1781, en la Academia de San Carlos. Esto nos da una comprensión particular del arte. Creo que el éxito se debe al efecto de novedad que tuvo Van Gogh en México, ya que muchos habían oído de estas exposiciones en otros países y estaban esperando a que llegara. En los próximos tres años, ya hay peticiones de por lo menos 10 estados de la República mexicana interesados en llevarla.

– ¿Qué piensas de Tuxpan, Veracruz y cómo imaginas esa ciudad en el futuro?

Conozco muy bien Tuxpan, pues desde pequeño viajaba con mi familia en las vacaciones y disfrutábamos de su playa, de los paseos en lancha por el río, de las enchiladas de pipián, los camarones y el Timbaquei (bebida de grosella con plátano). A Tuxpan en el futuro me lo imagino como un lugar de descanso, con más hoteles y restaurantes —pequeños, de estilo casero, con sabor local— donde la gente va los fines de semana y disfruta de la naturaleza. Espero también poder organizar con Praxis alguna exposición, concierto o evento cultural, que nos permita llevar el arte a esa ciudad tan hermosa.

Al escuchar a Bernardo, da gusto saber que tiene una muy alta estima por Tuxpan y que desea emprender muy pronto un proyecto cultural en colaboración con nosotros.

Alejandro Basáñez (Director Editorial, Revista Praxis), Bernardo Noval (Director General de la Exposición Van Gogh Alive ), Ramón Rodríguez (Director General, Revista Praxis).

A continuación, algunas reflexiones y detalles de la vida de Van Gogh que vale la pena señalar:    

✓ De sus 37 años de vida, sólo los últimos 10 los dedicó a pintar. Antes fue empleado en una galería de arte e intentó ser misionero cristiano.

✓ Su trabajo artístico abarca 10 periodos —Borinage, Etten, La Haya, Drenthe, Nuenen, Amberes, París, Arlés, Saint-Rémy y Auvers— pero sus obras más famosas son de su etapa de París en adelante, cuando conoce a los impresionistas y es influido por el arte japonés. En los últimos 4 años de su vida pinta con más color. Pero obras anteriores como Los Comedores de Papas y Patios traseros en Amberes, son oscuras y menos alegres.

✓ Van Gogh no fue reconocido en vida. Ni Théo ni Emile Bernard, ni su crítico más elogioso, Albert Aurier, lograron organizar una exposición tras su muerte, a pesar de ser ya conocido como uno de los pintores malditos (después llamados post-impresionistas). Su primera exposición individual, en la galería Le Barc de Bouteville de Paris en 1892, fue de sólo 16 telas. Antes, sólo había expuesto colectivamente en mayo de 1889, en el Salón de los Artistas Independientes en París (dos obras); en enero de 1890, en la exposición de Los Veinte en Bruselas (seis obras); y en Los Independientes, otra vez, en febrero de 1890 (diez obras).

✓ En vida, Van Gogh vendió solamente 3 obras: El viñedo rojo, a la pintora Anna Boch; el Puente de Clichy a un cliente de la Galería Goupil; y un autorretrato desconocido a la galería Lawrie & Co. de Londres, pero de este último no se tiene certeza.

✓ La Fundación Vicent van Gogh se convirtió en 1962 en la propietaria de la mayor parte de su obra, que era la colección de su sobrino, hijo de Théo, por el equivalente a 5 millones de dólares de hoy.

✓ En 1973 abrió sus puertas el Museo Van Gogh en Amsterdam que alojó la colección, consistente en 206 cuadros, 450 dibujos y las 651 cartas de Vincent a Théo. Eso representaba sólo la cuarta parte de su obra.

✓ Van Gogh se cortó una oreja por el dolor que le causó la noticia de que Paul Gaugin se marcharía de Arlés, después de haber pasado dos meses juntos. Para el artista neerlandés, que sufría de fuertes crisis nerviosas, la compañía de amigos cercanos era muy importante. Su sueño era construir en Arlés una colonia de artistas, con lo cual esta ilusión se le venía abajo.

✓ Después de morir Vincent, su hermano Théo sufre una crisis nerviosa y muere exactamente 6 meses después, básicamente de tristeza. También fue internado en un hospital psiquiátrico por demencia paralítica.  

✓ En el intento de organizar una exposición, la esposa de Théo, Johanna, pidió a su hermano que le enviara de París las telas que dejó Vincent. Pero eran tantas que le envió a Holanda sólo 300, regalando las otras 275 a los vendedores de baratijas, quienes las exhibieron por años sin poder venderlas. La hermana de Albert Aurier al pasar por la calle un día compró Ramo de flores por 15 francos (75 dólares de hoy).

../../Arte/jarron-con-acianos-y-amapolas-medium.jpg

✓ Históricamente se ha creído que Van Gogh se suicidó de un balazo en el vientre. Sin embargo, algunos creen que fue víctima de un accidente entre dos jóvenes que jugaban con una pistola, a quienes el artista habría salvado de la cárcel con su silencio. La pistola fue encontrada en 1960 por un campesino en Auvers-sur-Oise y llevada a la posada Ravoux, donde se hospedaba Van Gogh, ya convertida en museo. En 2019 el revólver de 7 mm fue vendido por 182 mil dólares a un comprador anónimo en la casa de subastas Drouot de Paris. Su venta ha reencendido el debate sobre la verdadera causa de su muerte, toda vez que el ángulo del disparo, la falta de antecedentes sobre la pistola y la gran distancia entre el lugar del accidente y la posada Ravoux, donde murió 2 días después, despiertan muchas dudas.


Películas recomendadas

  • Sed de Vivir (Lust for Life, 1956)
  • Cartas de Van Gogh (Loving Vincent, 2017)
  • Van Gogh a las puertas de la eternidad (At eternity’s gate, 2018

Repertorio Musical de la Exposición Van Gogh Alive

  • Antonio Vivaldi, Le quattro stagioni, Tormenta
  • Oliver Ledbury, Skye at night
  • David Tobin / Jeff Meegan etc, When it’s over
  • Edouard Lalo, Piano Concerto 1, Mov. 1
  • Leo Delibes, Pizzicato
  • Ian Hughes, Fromage Francais
  • Samuel Barber, Summer Music for Wind Quartet
  • Franz Schubert, Six Moments Musicaux, Op. 94, No. 3
  • Erik Satie, Gymnopedie No. 1
  • Benjamin Godard, Violin Concerto No. 2
  • Paul Mottram, Stasis
  • J.S. Bach / Charles Gounod, Prelude No. 1 in C Major
  • Emmanuel Chabrier, Suite Pastorale, Idylle
  • Carl Nielsen, String Quartet in D minor
  • Toshiko Yonekawa, Classical Koto Music, Sakura
  • Erik Satie, Gnossienne No. 1
  • Chris Egan / Luke Richards, Break Up
  • Leo Delibes, Le duo des fleurs (Lakmé)
  • Camile Saint-Saens, Danse Macabre
  • Franz Liszt, Nuages gris, S. 199
  • Camile Saint-Saens, Le carnaval des animaux No.7,Aquarium
  • Benjamin Godard, Violin Concerto No. 2 in G minor,Op. 131
  • George Frederic Handel, Sarabande

Agradecemos a Bernardo Noval por su invitación y esperamos que algún día esta muestra pueda llegar a otras ciudades del país, en especial de Veracruz. Por lo pronto, aquí colocamos algunos videos para intentar reproducir la magia de esta experiencia.

Consulte las fechas de reapertura:

Van Gogh Alive – the experience
Monumento a la Madre, Av. Insurgentes, Esq. James Sullivan, CDMX
Boletos:

https://web.superboletos.com/SuperBoletos/cdmxyedomex/todo/van-gogh-alive


[1] Después siguieron “Monet, Renoir, Chagall: Viajes por el Mediterráneo” (2013); “Klimt y Viena” (2014); “Michelangelo, Leonardo de Vinci, Rafael: Los Gigantes del Renacimiento” (2015); “El Fantástico y Maravilloso Mundo de Bosch, Brueghel, Arcimboldo” (2017); “Obras Maestras de Picasso, Goya, y Sorolla” (2018), “Klimt y Viena” en el Atelier de Lumieres en Paris; y “Vincent Van Gogh” (2019). https://www.culturespaces.com/en/home

[2] Grande Exhibitions con su tecnología, SENSORY4 ™ ha visitado otras ciudades de habla hispana, entre ellas Bogotá, Madrid, Medellín, Santiago, Sevilla y Valencia. https://grandeexhibitions.com  

image_pdfPDFimage_printImprimir

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí